Ingemat: éxito de la puesta en marcha virtual

Producto: Tecnomatix
Industria: Automóviles

Una empresa de ingeniería de automoción utiliza el software de puesta en servicio virtual de Tecnomatix para satisfacer mejor los requisitos de los clientes y aumentar la eficacia operativa

Ingemat es una empresa española de ingeniería que ofrece servicios de automatización robótica para diferentes sectores industriales, especializada en proyectos llave en mano a medida para la industria de la automoción. Sus servicios abarcan el diseño de la instalación, el montaje, el ensamblaje y la puesta en marcha para cumplir los requisitos del cliente en cuanto a tiempo de ciclo y calidad. Las principales tecnologías utilizadas en sus proyectos son la soldadura, el engatillado, el pegado, el remachado y el clinchado.

Por qué Ingemat adoptó la tecnología de puesta en servicio virtual

El diseño, el despliegue y la construcción de una línea de producción siempre se han basado en un proceso secuencial: a la instalación de los dispositivos le sigue la instalación de los robots y la garantía de un funcionamiento sin problemas de los equipos. A continuación, el equipo y los robots se integran con la automatización del controlador lógico programable (PLC) hasta que se puede producir un prototipo cualificado.

Pero este proceso en cascada lleva mucho tiempo y es costoso, ya que implica una depuración masiva de los robots y el código de control y hay que ocuparse de la instalación física y los problemas de cableado. También requiere utilizar varios prototipos caros que no siempre están disponibles a tiempo. Esto hace que los ingenieros trabajen con limitaciones de tiempo y niveles de estrés elevados, especialmente en el sector de la automoción, donde se imponen normas de alta calidad.

Los elevados estándares de la industria automovilística exigen que Ingemat trabaje de forma eficiente y con el menor número de errores posible para cumplir los plazos y los hitos de costes. Por ello, adoptaron Process Simulate en la cartera Tecnomatix® de software de fabricación digital para la simulación robótica y la puesta en servicio virtual.

“Diría que, basándome en la experiencia adquirida en los últimos años, la selección de Process Simulate como herramienta para la puesta en servicio virtual ha sido la elección correcta.”

Oscar Vázquez, Subdirector de Ingeniería Eléctrica del Ingemat

Process Simulate ayuda a Ingemat a impulsar la eficiencia operativa

Los proyectos en Ingemat comienzan con el diseño mecánico y la simulación, mientras que el diseño eléctrico avanza en paralelo. Tras completar o avanzar en el diseño mecánico y la simulación hasta una fase madura, se inicia la programación offline del robot (OLP) y la programación del PLC, seguidas de la puesta en marcha virtual.

Utilizando Process Simulate, Ingemat ha realizado proyectos de puesta en servicio virtual con diferentes marcas de robots como ABB, KUKA, Fanuc, Yaskawa y Kawasaki, todo ello en conexión con PLC emitidos por Siemens y Allen-Bradley, así como con hardware definido a medida.

Esta metodología que utiliza Process Simulate permite a Ingemat paralelizar el trabajo y desplazar la mayoría de las tareas de ingeniería hacia la izquierda en la línea de tiempo del proyecto, realizándolas en el back office.

Al permitir que los departamentos de mecánica, robótica y control colaboren en la misma plataforma, los programas de los robots y el código de control de automatización para los PLC y las interfaces hombre-máquina (HMI) se validan en el entorno virtual antes de su entrega al taller.

Como resultado, la fase de puesta en servicio física es mucho más corta y eficiente, ya que requiere menos esfuerzo de depuración y menos activos de prototipos, lo que permite al personal de puesta en servicio virtual centrarse en la calidad del conjunto producido en lugar de en la depuración del código del programa.

Por qué Process Simulate fue la elección correcta para Ingemat

En un proyecto típico, Ingemat implementa la puesta en servicio virtual en una zona robotizada, que incluye hasta 10 robots que realizan diversas tareas.

Una vez que el técnico de puesta en servicio virtual configura el entorno de ingeniería, se tarda entre 2 y 3 semanas en probar el escenario de producción y finalizar la fase de puesta en servicio virtual mediante la colaboración entre los programadores de PLC y robots.

En consecuencia, los programas de los robots y los códigos de los PLC se validan en el entorno virtual y ya se encuentran en un estado maduro cuando llegan a la planta de producción por primera vez, lo que se traduce en lo siguiente

  • 90% de preparación de la línea antes de la implantación física
  • reducción del 40% del tiempo de depuración
  • 10% de ahorro en el coste total

En conclusión, el equipo de puesta en servicio virtual de Ingemat está encantado con su colaboración con Siemens. El software Process Simulate ha sido la elección correcta para realizar la puesta en servicio virtual para ellos y sus clientes.

×